Apasionada del diseño inicia su etapa profesional en 1995. Desde pequeña demostró gran talento por las artes plásticas, ámbito en el que ha trascendido a lo largo de su vida. Terminó sus estudios en arquitectura de interiores en 1996, e inmediatamente realizó varios proyectos residenciales. En 1997 funda la firma MarqCó, con la misión de ofrecer interiorismo de calidad en Mèxico. A lo largo de su trayectoria ha recibido varios premios a nivel nacional. Entre ellos el premio "a" diseño en la catagoría casa habitación y casa de descanso en 2003 y 2004, premio a la excelencia del diseño en 2006, fue miembro del consejo editorial de la revista Arquitectura Digest Mèxico y miembro del jurado de los premios iconos del diseño. Como fundadora de MarqCó es responsable de todo lo que se diseña en su firma. Su pasión por el diseño la ha llevado a asistir a las principales ferias de diseño e interiorismo a nivel mundial "es necesario abrirse y conocer otras culturas y entender la forma de vida de las personas, para poder ofrecer un estilo y diseño personal y particular".

                  Covadonga Hernández ha realizado infinidad de proyectos a lo largo de su trayectoria profesional y participando en proyectos corporativos, especializandose en proyectos residenciales y de casas de descanso. Siempre ha logrado la adecuada conjunción de estilos y elementos que den a cada proyecto la personalidad de quien lo habitará. "Me gusta diseñar de la mano de las personas para entender a fondo su escencia y diseñar cada elemento, cada mueble, cada espacio... el resultado se traduce en un estilo de vida en perfecto equilibrio, que se plasma en bienestar día a día". La asesoría en interiorismo que Covadonga Hernández ofrece, son diseños ùnicos en forma y materiales, además de ofrecer una amplia selección de piezas importadas y exclusivas, para dar a cada proyecto un sello personal. La entrega final de una casa, es un sueño que se construye durante tanto tiempo, y debe ser una experiencia verdaderamente inolvidable, donde todos los elementos, mobiliario, colores, olores, mùsica y texturas se conjuguen, logrando una experiencia que se quedará siempre en la memoria. "El diseño es infinito, no tiene reglas; cada espacio y cada necesidad se conjugan para dar vida a un estilo ùnico e irrepetible, que tendrá lenguaje propio y prevalecerá en el tiempo".